junio 13, 2024

Tecnología piloto implementada en el INT mejoraría tasa de diagnósticos por cáncer

  • La plataforma fue desarrollada gracias a una alianza entre el Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud, Instituto Nacional del Tórax, la biotecnológica Roche y el Movimiento Salud 2030. Una alianza regional que busca impulsar la transformación tecnológica del sector.
  • Integra en un solo gran sistema, tres soluciones digitales que contribuirán a mejorar la experiencia de los usuarios desde el momento en que existe la sospecha de la enfermedad hasta el monitoreo del tratamiento.
  • Desde CENS destacaron la puesta en marcha de la tecnología, debido a que apoyará procesos clínicos y administrativos fundamentales para controlar el incremento en el número de muertes por esta enfermedad proyectado para los próximos años.

El INT comenzó la puesta en marcha de un ecosistema digital que busca fortalecer la gestión de los pacientes con cáncer en distintos puntos de su viaje de atención y aumentar su tasa de diagnósticos.

Desde la sospecha, realizada en la atención primaria, hasta el monitoreo de su tratamiento, la plataforma aspira a incrementar el número de casos resueltos anualmente y mejorar las prestaciones clínicas durante todo el ciclo.

La iniciativa es parte de una alianza de cuatro organismos, entre ellos el propio INT, en el contexto de un programa denominado Health Builders Lab, impulsado por la farmacéutica Roche, y que en Chile es apoyado por el Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud (CENS) y el Movimiento Salud 2030.

Este último es una alianza regional que busca incentivar proyectos de transformación tecnológica en el sector. En nuestro país es liderada por CENS y convoca a más de 30 actores de organismos públicos, privados y la academia.

“Agradecemos muchísimo el gran trabajo que se ha realizado y estamos felices de ver que se concreta el sueño que inspiró este largo camino. Este proyecto fue una gran apuesta, tremendamente innovadora, que transforma no solo el viaje de nuestros pacientes y que les ayudará a vincularse en una forma mucho más eficiente a la resolución de sus problemas de salud, sino que también aporta a la transformación de una institución y de todo el sistema público”, explicó la doctora Claudia Sepúlveda, directora médica (s) del INT.

La solución integra tres desarrollos tecnológicos realizados a nivel local, y su consolidación como un único gran sistema fue resultado de un proceso de innovación abierto, en el que los líderes de estas startups conocieron el problema y ajustaron sus soluciones para cerrar brechas.

Alejandra García, subdirectora de Innovación de CENS –organismo que agrupa a cinco universidades chilenas y es apoyado por la Agencia Nacional de Investigación (ANID)–, destacó que la plataforma digitaliza procesos típicamente efectuados de manera manual y aporta a hacer más expedito todo “el viaje del paciente oncológico”.

“Es un proyecto centrado 100% en el paciente, pues lo que buscamos, por una parte, es ofrecer una herramienta de apoyo para el INT en su gestión de pacientes oncológicos; y por otro, en términos de propósito, demostrar que transformar la salud en beneficio de las personas es posible y está al alcance. Del mismo modo, el impacto de estas enfermedades sobre el sistema hace vital que los profesionales de la salud cuenten con mejores herramientas, y la innovación debe estar ahí para responder a esa demanda”, dijo García.

Un estudio reciente, formulado por el académico de Harvard e integrante de la mesa directiva del Movimiento 2030, el Dr. Rifat Atun, reveló que tres mil 300 pacientes de cinco tipos de cánceres en Chile morirán como consecuencia de diagnósticos tardíos y falta de acceso a tratamiento en los próximos tres años, según revela un reciente estudio de investigadores de Harvard, quienes simularon el impacto de la pandemia sobre el sistema sanitario local.

Tecnología para salvar vidas

El ecosistema está formado por tres plataformas tecnológicas que operarán bajo estándares internacionales de intercambio de información, y conforman un solo gran ecosistema digital para la gestión de flujos de trabajo y procesos internos. Su implementación permitirá apoyar con tecnología todo el proceso de atención de un paciente, desde la sospecha del diagnóstico hasta el término de la terapia.

A nivel de los equipos clínicos, la idea es contribuir con mejores herramientas de visualización de información y gestión de documentos para una toma de decisiones más oportuna y efectiva, mientras que a nivel de enfermería, mejorar las coordinaciones internas. Y a nivel de administradores, el ecosistema aportará herramientas de gestión de activos y procesos para hacer más eficiente la atención.

La Dra. May Chomali, directora ejecutiva del centro tecnológico apoyado por ANID, valoró que la adopción de herramientas tecnológicas en distintos puntos del sistema de salud permitirá enfrentar los impactos de las enfermedades crónicas no transmisibles durante los próximos años. En su análisis, experiencias de este tipo deben avanzar con mayor celeridad en su implementación.

“La realidad de nuestros pacientes con cáncer, y sus familias, constituye una señal de alerta para que los responsables de las políticas de salud puedan planificar y estimar las necesidades que se avecinan, adoptando medidas oportunas rápidamente. Frente a esta y otras crisis, la salud conectada es la respuesta: nuevos modelos de atención basados en la innovación y las tecnologías de información permitirán dar un respiro a sistemas que operarán bajo enormes presiones en el corto, mediano y largo plazo”, dijo la facultativa.

Por su parte, la doctora María Paz Saavedra, neumóloga del equipo de Cáncer Pulmonar del Instituto del Tórax, indicó que “ha sido una experiencia muy innovadora, sorprendente y muy diferente a todo lo que habíamos experimentado antes en general”.

“Poder integrar nuestros sistemas finalmente impactará en la calidad de vida, en las expectativas de vida de nuestros pacientes, pues facilita la toma de decisiones, nos permite acompañarlos y guiarlos, lo que se traduce en un éxito: un paciente que se trata, que se diagnostica antes, que tiene complicaciones que se tratan antes es, finalmente, un paciente que tiene una mejor sobrevida y una mejor calidad de vida en un futuro”, puntualizó.

El viaje del paciente comienza con una atención en centros de salud familiar y un mensaje de WhatsApp. A través de un cuestionario enviado por esta aplicación, los pacientes pueden responder requerimientos básicos para una derivación al nivel secundario, aportando datos como posibles resultados de exámenes o qué tanta probabilidad existe que haya riesgo de cáncer, de acuerdo a algoritmos de inteligencia artificial.

La plataforma se compone de otros dos desarrollos: uno, a nivel administrativo, que permite ir revisando de una forma dinámica y en tiempo real los indicadores asociados al ingreso del paciente al Instituto Nacional del Tórax. Y, finalmente, la tercera solución apunta a la preparación los casos oncológicos y la gestión de los mismos, apoyando la definición de un diagnóstico y su seguimiento.

“Esta tercera herramienta de gestión de comités oncológicos es el corazón de la propuesta, consolidando un ecosistema centrado en el paciente. Este proyecto, lo que hace es digitalizar e incorporar tecnología a todo el viaje del paciente, agilizando el tránsito de la sospecha al comienzo de la terapia, aumentando además la cantidad de casos que se pueden gestionar. Es una tecnología que puede mejorar la sobrevida de estos pacientes”, afirmó Alejandra García.

Esta herramienta acompaña a médicos y sus equipos durante el viaje del paciente integrando la información necesaria para resolver un caso. La solución permite centralizar información clínica en registros electrónicos de todo el ciclo de atención, finalizando con un comité oncológico virtual que tiene como meta incrementar su tasa de diagnósticos.

“Los tiempos de espera se incrementaron en un 365% en la pandemia en Chile, que no es la excepción de la situación global. Para los pacientes con cáncer de pulmón, la agilidad en el diagnóstico es el mejor tratamiento. Con la ambición de reducir un 20% los tiempos clínicos comenzando por donde más urge, proponemos un cambio en el modelo de prestación que salve vidas, ahorre costos y facilite la labor de los equipos de salud. Queremos que el modelo del INT se escale en todo el sistema”, dijo Héctor Pourtalé, director global del Movimiento Salud 2030.

Una vez que se confirma que el paciente debe comenzar una terapia, la plataforma organiza atenciones vía teleconsulta y un plan de tratamientos personalizado. Desde CENS valoraron la importancia de incorporar tecnología a uno de los mayores desafíos para el sistema sanitario chileno: la detección oportuna de los cánceres. “Los desafíos para la salud en las próximas décadas serán cada vez más demandantes y soluciones como esta son fundamentales para apoyar una gestión adecuada”, puntualizó la Dra. Chomali.

Un informe sobre eficiencia en la gestión de la salud primaria (APS), elaborado por la Comisión Nacional de Evaluación y Productividad, sugirió que la incorporación de tecnologías de información y comunicación en salud es una “pieza clave” para que el sistema sanitario aborde los actuales y futuros desafíos del sector. El estudio reveló que el costo de hospitalizaciones evitables es de US$ 300 millones, y que una de cada tres hospitalizaciones que terminan en muerte podría evitarse con una mejor gestión preventiva.

Transformación digital urgente

El programa HBL consideró el desarrollo de tres plataformas que operan de manera conectada, para generar una gran plataforma interoperable, integrada al sistema de información del propio hospital, para crear el intercambio de datos, ayudando a hacer más eficiente todos los procesos –clínicos y administrativos– y apoyar la resolución de los casos. 


Las startups que se adjudicaron este proceso fueron: AIM Manager, Pegasi, Entelal y Snabb. Algunas de estas compañías ya han sido parte de otros programas de innovación, como el CENS Tech Challenge, apoyado por diversas entidades públicas y privadas con el propósito de formar el primer ecosistema chileno de innovación. Las empresas trabajaron desde 2021 en diseñar una solución útil para el INT.


Luis Santiago, desarrollador del startup Pegasi, que fue parte de las labores para la integración de las plataformas y las herramientas para digitalizar los procesos de los comités médicos oncológicos, expresó que el ecosistema contribuirá a acelerar el inicio de los tratamientos, gracias a un proceso más ágil en etapas como la discusión de los especialistas clínicos. Al mismo tiempo, la recopilación de data digitalizada podrá ser útil como evidencia para una mejor toma de decisiones para nuevos casos.

“En el cáncer, a diferencia de otras enfermedades, una detección y avance rápido en el tratamiento es crucial. Un estudio en Reino Unido, por ejemplo, demostró que por cada mes que un paciente no se tata, reduce entre un 6% y un 13% su expectativa de sobrevivir. Si podemos adelantar en dos meses el diagnóstico, estaremos ganando hasta un 26% de probabilidad de vivir en el paciente. Gran parte de ese retardo tiene que ver con la gestión de la información y que esta se almacene en un formato adecuado para apoyar al médico en la toma de decisiones e incluso apoyar prospecciones en casos futuros”, comentó Santiago.

La metodología de trabajo utilizada contempló el desarrollo de una etapa de levantamiento de información y diagnóstico, que permitirá el diseño de proyectos pilotos para responder a cada una de las áreas en que se enfocarán las plataformas. “El gran desafío es que este ecosistema digital pueda mejorar efectivamente los procesos clínicos y aumentar la resolución de los casos, con la finalidad de escalar esta plataforma a otras instituciones de salud”, finalizó Alejandra García.

Translate News