junio 13, 2024

Tratamientos estéticos aumentan, y el bótox destaca entre los principales procedimientos

La Sociedad Internacional de Cirugías Plásticas Estéticas (ISAPS en inglés) entregó
los resultados de su encuesta anual Global Survey sobre procedimientos estéticos y
cosméticos. El estudio determinó que más 12.8 millones de personas recurrieron a
la toxina botulínica, más conocida como Botox, o al ácido hialurónico durante el
2021.


La ISAPS informó que en el 2021 se realizaron 17.598.888 millones de
procedimientos no quirúrgicos alrededor del mundo, lo que significó un aumento de
un 19,9% en comparación con el 2020. De todas las intervenciones realizadas 12.8
millones fueron mediante inyecciones siendo la toxina botulínica la más solicitada
con 7.312.616 millones de procedimientos.


Los tratamientos con toxina botulínica aumentaron en un 17,7% durante el año
estudiado, mientras que los realizados con ácido hialurónico fueron los que más
crecieron con un 30,3% de aumento en comparación con el 2020. Entre ambos
concentran el 41% y 30% de los procedimientos no quirúrgicos respectivamente
realizados el 2021.


¿Qué función tienen en la medicina estética?
La toxina botulínica y el ácido hialurónico, junto con la hidroxiapatita de calcio en
menor medida, se utilizan en la medicina estética como una solución temporal del
relleno de surcos, el estiramiento facial y los tratamientos de rejuvenecimiento de la
piel.


El ácido hialurónico es un compuesto que está en nuestro organismo en dosis
pequeñas y se utiliza en los tratamientos estéticos para voluminizar, tal como explica
la cofundadora de Clínica Aurea y directora del comité de seguridad de los
pacientes de ISAPS, la Dra. Montserrat Fontbona: “Lo que hacemos con el ácido
hialurónico que infiltramos es devolver volumen a zonas que han perdido volumen,
rellenar zonas donde falta volumen o donde hay surcos marcados”.


Por otro lado, la toxina botulínica -más conocida como Botox- es una neurotoxina
que paraliza los músculos de la cara haciendo que la piel adquiera un aspecto liso,
lo que causa que las arrugas desaparezcan temporalmente.


Cuatro años en aumento
La ISAPS Global Survey del 2021 también compara el aumento de los
últimos cuatro años en procedimientos estéticos, indicando que desde el
2017 los procedimientos no quirúrgicos han aumentado en un 54,4%.
Los procedimientos más populares sin duda fueron los inyectables, los que en los
últimos 4 años aumentaron en un 51,6%, pasando de 8.499.344 millones de
procedimientos durante el 2017, a 12.882.055 millones el 2021.


La toxina botulínica es la que más se realizó con 5 millones de procedimientos el
2017 y 7.312.616 de esta clase de tratamientos el 2021, representando un alza de
45,3% en los últimos cuatro años.


A pesar del protagonismo del botox, el procedimiento que más creció fue el ácido
hialurónico, el que aumentó en un 60% en los últimos cuatro años. Siendo que el
2017 se registraron 3.298.266 millones de procedimientos, el 2021 se alcanzaron
5.279.344 de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate News