“Las prácticas ESG no pueden estar condicionadas por los vaivenes económicos”

Las prácticas ESG están lejos de ser una simple declaración de principios en el mundo empresarial. Sin embargo, en un escenario económico difícil para las empresas la clave es no renunciar a ellas.

Santiago, 31 de junio de 2023 Son importantes para atraer y retener talentos. Entregan ventajas en términos de competitividad e imagen a una empresa. Elevan los niveles de fidelidad del consumidor y confianza de los inversionistas. Y a medida que el mundo avanza hacia un modelo más consciente y amigable con el medio ambiente, las prácticas ESG (ambientales, sociales y de gobernanza por sus siglas en inglés) se posicionan como un factor fundamental para la gestión exitosa de las empresas.

A modo de ejemplo, los números son claros. Según una encuesta realizada por la consultora especializada en talento profesional Robert Half, el 71% de los trabajadores considera importante las prácticas ESG de una empresa como un factor muy importante a la hora de aceptar una oferta de trabajo. También existe evidencia de que el 80% de las empresas mejora su rendimiento bursátil implementando buenas prácticas de sostenibilidad.

Sin embargo, en épocas de dificultades económicas, muchas empresas pasan por ajustes y reestructuraciones, postergando aquello que no consideran esencial para el negocio. Y dentro de esa lógica, el director asociado de Robert Half Chile, Caio Arnaes, advirtió los riesgos de intervenir las prácticas ESG de la empresa.

Según el ejecutivo, “las prácticas ESG no pueden estar condicionadas por los vaivenes económicos, porque hablar de prácticas ESG, es hablar de una serie de factores que van más allá de una declaración de principios. Significa cómo las empresas asumen sus desafíos y responsabilidades ambientales, sociales y de gobernanza con lo mejor que tienen. Y dentro de esa ecuación el talento humano es fundamental.”

Renunciar o postergar las prácticas relacionadas con factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo está asociado a un alto riesgo de perder talento valioso y difícil de conseguir que se irá a la competencia, por ejemplo. Asimismo, se compromete la reputación de la empresa.

El desarrollo sostenible es una piedra angular para cualquier empresa en la actualidad. Y para eso, se requiere talento profesional en áreas tan diversas como complementarias. “Las empresas necesitan profesionales altamente capacitados para la cadena logística, área tecnológica, mantención, finanzas, recursos humanos, tanto a nivel ejecutivo como técnico, proveedores externos, entre otros”, concluyó.

Translate News