Actividad se enmarca en la iniciativa Emprendimientos Comunitarios de Conservación de WWF Chile, que busca fortalecer los medios de vida sostenibles en la zona y relevar la importancia de cuidar los ecosistemas boscosos.

Cerca de quince pequeñas emprendedoras y emprendedores rurales pertenecientes a la Agrupación de Turismo de Nahuelbuta, de la cordillera de Nahuelbuta, participaron de una gira técnica al vivero de Nueva Imperial perteneciente a CONAF, en la Región de La Araucanía. El objetivo de esta visita
fue conocer más respecto al manejo de semillas y producción de plantas nativas, con miras al desarrollo de este tipo de actividades a pequeña escala en el territorio, con fines productivos y de conservación.

En el lugar recibieron una detallada charla por parte del encargado regional de viveros de CONAF, Víctor Albarrán, quien expuso respecto a los diversos cuidados y métodos para manejar las semillas, sustratos y plantas, con un enfoque centrado en aspectos prácticos.
Esta visita es parte de la iniciativa Emprendimientos Comunitarios de Conservación de WWF Chile, que cuenta con el apoyo principal de Finish, Airwick y Airbnb, la cual se implementa en diversos sectores de la llamada Ecorregión Valdiviana, con especial énfasis en la cordillera de Nahuelbuta.

Según explica Carlos Vergara, encargado de Bosques y Restauración de WWF Chile, este proyecto busca fortalecer los medios de vida sostenibles en la zona y relevar la importancia de cuidar los ecosistemas boscosos. “Además, queremos promover la restauración de sitios de alto valor ecológico, que también puedan generar un impacto positivo en términos de belleza escénica, particularmente en la zona de Nahuelbuta. Esperamos que sus propios habitantes sean los actores principales de estos procesos. Esta es un área clave para la biodiversidad y para la vida de las comunidades aledañas, pero que presenta una gran fragmentación de sus bosques a causa del cambio de uso de suelo y los incendios forestales”, señala
el profesional.


En esta línea, gran parte de este grupo de emprendedoras y emprendedores actualmente se orientan al turismo, pero junto a WWF Chile y ArcaSur, han visibilizado también nuevas oportunidades asociadas a la restauración de bosques. En específico, a través de la recolección y venta de semillas de especies nativas, producción y venta de plantas, y acciones de restauración en el territorio.

Entre las especies que podrían considerarse se cuenta la araucaria, población de la Cordillera de la Costa que actualmente se encuentra en peligro de extinción.

Nuevos conocimientos

“Me pareció muy interesante y muy clara la información, muy fácil de comprender. Hay cosas, quizás pequeños detalles, pero ya nos van dejando en claro cómo se puede trabajar y cómo planificarse, un tema al que se le debe dedicar tiempo, responsabilidad y tener claro realmente que si nos vamos a
involucrar en esto estemos seguros de lo que vamos a hacer”, señala Elsa Valenzuela Vásquez, emprendedora turística del sector Los Corrales, quien ofrece cabañas y paseos por senderos a los visitantes. Según indica, le interesa profundizar más en el tema de las plantas nativas, contando con experiencias previas en invernaderos de hortalizas y flores ornamentales. “Está teniendo bastante auge el tema de cuidar más el medio ambiente, la naturaleza, y creo que va a ser un buen nicho como para un ingreso, producir para comercializar. Lo encuentro súper interesante”, agrega.

También de Los Corrales, Marcela Medina Benavides se dedica a la producción de agroelaborados con frutos típicos de la zona que comercializa en un quiosco, y también ha explorado la venta de plantas a turistas, familiares y amigos, entre ellas araucaria, avellano y mañío. “La visita me pareció bastante provechosa, porque así vamos a ir aprendiendo, hay cosas que yo no sabía, por ejemplo, el tema de cómo plantar ciertos tipos de semillas, que hay que remojarlas, otras que no, los distintos tipos de tierras”, destaca, mostrándose interesada en profundizar sus conocimientos en torno a la recolección de semillas y cultivo de plantas nativas. “Me parece muy bien que se recuperen y mantengan las plantas y semillas del lugar, así como hay cosas que se van perdiendo, acá lo importante es que lo guardemos, lo cultivemos, sigamos propagando estas plantitas, que muchas se han perdido”, puntualiza la emprendedora.

Translate News